Después de haber realizado una preparación exhaustiva de los técnicos deportivos en espeleología-2, tocaba ver si eran capaces de aplicarlo en situación real. El resultado final… no es una nota, ni un número, sino una EMOCIÓN.

Un grupo de personas de la ONCE, han podido disfrutar, y sentir en cada uno de sus poros lo que es la espeleología en estado puro, gracias a un grupo de alumnos del TD2 y de la capacidad de emocionar de sus profesores.

Gracias a todos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *